Valsequillo

Padre de tres niños, uno de los civiles asesinados: no era huachicolero


Padre de tres niños, uno de los civiles asesinados: no era huachicolero

Miguel Jiménez Morales fue ejecutado en Amozoc por integrantes del CJNG que habían ultimado a El Kalimba. El joven de 25 años de edad fue uno de los tres civiles asesinados el pasado lunes por el crimen organizado; tenía dos hijos y su esposa está embarazada.

A Miguel Jiménez Morales un revendedor de autos, lo asesinaron integrantes del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) –cuando huían rumbo al Triángulo Rojo tras matar a Jesús Martín Mirón López ‘El Kalimba’ en una clínica en el municipio de Puebla– quitándole la oportunidad de conocer a su bebé pues su esposa está embarazada, además que dejaron huérfanos a sus otros dos hijos.

Se trata de uno de los tres civiles que fueron ejecutados en el municipio de Amozoc el lunes pasado por delincuentes del crimen organizado quienes a su paso dejaron daños colaterales en su venganza contra dicho líder de ladrones de combustible, que según confirmó la Fiscalía General del estado (FGE), lo ubicaron gracias a que su primo Irving Coeto conocido como ‘El Irving’ y/o ‘El Conejo’ lo entregó.

La víctima era conocida entre sus amigos como ‘El Pipirín’ y tenía apenas 25 años de edad. Según fuentes extraoficiales se disponía a regresar a su casa esa tarde del lunes pasado cuando llegaron los hombres armados y le dieron un disparo en la cabeza, en la calle Esmeralda en la colonia San Jacinto en el municipio de Amozoc.

A Miguel le quitaron la vida para quedarse con su camioneta, una Pick Up con placas de Tlaxcala.

Aunque ‘El Pipirin’ fue trasladado con vida al Centro de Salud de Servicios Ampliados de Amozoc (Cessa), minutos más tarde perdió la vida a consecuencia de las heridas por arma de fuego que tenía en la cabeza. Los hechos constan en la carpeta de investigación 2692/2017/Tepeaca.

Desde las redes sociales, algunos de sus amigos y familiares se han indignado por el asesinato y exigen justicia pues dejó en el desamparo a su familia ya que era la única fuente de ingresos.

De acuerdo con vecinos, desde hace tiempo Miguel se dedicaba a revender autos usados, y era amante del futbol soccer. Era el mayor de sus hermanos y mantenía estrecha relación con ellos. El fin de semana sus familiares le dieron el último adiós, y sepultaron sus restos en un panteón del municipio.

CAMBIO ha dado cuenta que el Cártel de Jalisco Nueva Generación se encuentra detrás de la matanza perpetrada el lunes pasado en la clínica Epmac de Lomas de Loreto donde fue abatido Jesús Martín Mirón López ‘El Kalimba’, quien llevaba internado una semana para cambiarse las huellas digitales, además de cambiarse el rostro en diversas operaciones.



Fuente

Saul Perez Leon

Apasionado columnista, critico analyst social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *