Angelópolis

Juan Carlos Jenkins negociará con Gali regreso de la fundación a Puebla

El nieto del creador de la institución no aclara por qué realizaron el cambio de domicilio fiscal. “Fueron cosas que se tuvieron que hacer en su momento (…) había algunos temas de que era un poco más difícil trabajar como fundación, no solamente en Puebla sino en todo el país”, dijo Jenkins de Landa.

Sin aclarar el por qué cambiaron el domicilio fiscal de la Fundación Mary Street Jenkins, Juan Carlos Jenkins de Landa –nieto del creador de la institución, William O. Jenkins– indicó que sólo si más adelante se crea un panorama ‘más amigable’ en Puebla regresarían, por lo que buscará platicarlo con el gobernador del estado, Antonio Gali Fayad.

“Fueron cosas que se tuvieron que hacer en su momento (…) había algunos temas de que era un poco más difícil trabajar como fundación, no solamente en Puebla sino en todo el país, pero se vio la manera de hacer las cosas de la manera más sencilla para seguir operando”, fue la versión que dio en entrevista sobre los cambios de sede fiscal.

CAMBIO ha dado cuenta cómo el patrimonio de la fundación, en el que se encuentran la Udlap, los clubes Alpha, el Colegio Americano, el centro comercial El Triángulo de las Ánimas y diversas inversiones inmobiliarias fue desviado por Guillermo Jenkins Anstead y sus herederos (entre ellos Juan Carlos Jenkins de Landa) a una empresa offshore con sede en Panamá, además que se repartieron 400 millones de dólares, entre activos y circulantes.

Además, tanto la Fundación de la Universidad de las Américas como el Colegio Americano, cambiaron sus sedes fiscales a Jalisco.

“Nos gustaría más adelante platicarlo con él (Antonio Gali Fayad) en encuentro futuro platicar, no solamente para nosotros sino para todas las demás fundaciones abrirles un panorama más amigable para invitarlas a que estén en el estado de Puebla”, dijo el entrevistado sobre el tema.

Cambio de domicilio no afecta

Jenkins de Landa aseguró que el cambio de domicilio fiscal no tiene ninguna repercusión negativa en la Udlap, el Colegio Americano, el Club Alpha y el resto de instituciones de la cual la fundación es benefactora, pues continúan dándoles apoyo.

Indicó que siguen destinando recursos a las instituciones dado el compromiso que mantienen con el estado al ser el lugar de su fundación.

“Realmente no afecta en nada, básicamente es una dirección fiscal. Los lugares no se van, la gente se queda, todo sigue aquí igual y no lleva ningún tipo de afectación y el apoyo sigue siendo el mismo de siempre, vamos a seguir apoyando a Puebla”, manifestó.

Saul Perez Leon

Apasionado columnista, critico analyst social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *