Nacional

FMI: México entregará “buenas cuentas” económicas en 2018

La actual administración en México entregará “buenas cuentas” al siguiente gobierno a
finales de 2018, como una economía con fundamentos macroeconómicos sólidos y fuertes,
afirmó el Fondo Monetario Internacional.

La actual administración en México entregará “buenas cuentas” al siguiente
gobierno a finales de 2018, como una economía con fundamentos
macroeconómicos sólidos y fuertes, afirmó el Fondo Monetario Internacional
(FMI).
En rueda de prensa el director del Departamento del Hemisferio Occidental del
FMI, Alejandro Werner, dijo que la víspera el órgano internacional renovó
anticipadamente a México la Línea de Crédito Flexible (LCF) de 88 mil millones
dólares por dos años, ya que se estima que se entregará una economía con
fundamentos macroeconómicos sólidos.
“Refleja que la comunidad financiera internacional está muy consciente de la
solidez y de las buenas cuentas que se va a entregar para finales de 2018, de
fundamentos macroeconómico sólidos y fuertes”, agregó durante el último día del
IMEF Business Summit 2017.

Por eso, el FMI decidió autorizar nuevamente a México esta LCF, como lo hizo hace
seis años y durante la crisis financiera global en 2009, y fue unánime la votación
del consejo del organismo internacional en ese sentido, tras algunos análisis y
discusiones.
En su escenario central sobre México, el FMI ha visto que los partidos políticos que
han llegado a liderar el poder en los últimos años han respetado y respondido a una
institucionalidad, agregó en el evento del Instituto Mexicano de Ejecutivos de
Finanzas (IMEF).
Dicha institucionalidad está respaldada no sólo por la voluntad de los diferentes
partidos que han tenido acceso al poder, sino por una ley de responsabilidad fiscal,
un congreso plural, y una autoridad monetaria independiente y autónoma.
Además, de una sociedad que entiende que “los problemas económicos en México,
“que son muy profundos, no se resuelven con soluciones fáciles, como puede ser
una inflación más elevada, una expansión monetaria, una expansión fiscal
adquiriendo más deuda”.
“Obviamente hay problemas muy profundos que requieren políticas públicas
importantes, pero que no vienen por el lado de expansiones fiscales o monetarias”,
subrayó el exsubsecretario de Hacienda de México de 2006 a 2010.
Apuntó que el escenario político por las elecciones presidenciales en México en
2018 puede generar incertidumbre, como lo hace en cualquier país porque puede
haber cambios de políticas en el aspecto microeconómico.
Werner Wainfeld destacó que la comunidad financiera internacional reconoce que
en los últimos 25 años, se ha visto en México una economía que ha registrado
estabilidad macroeconómica y financiera.
“Esto se ha logrado aun cuando hemos tenido cambios importantes en el liderazgo
político del país, lo cual es reflejo de una institucionalidad que soporta este
equilibrio de baja inflación, baja deuda pública y buen manejo fiscal, monetario y
financiero”, agregó.

Durante su discurso, consideró que el principal reto de México es lograr mayores
tasas de crecimiento, para lo cual debe combatir la corrupción, fortalecer el Estado
de derecho y atacar la inseguridad, factores importantes para impulsar la inversión
y lograr que el crecimiento rebase el 3.0% en la próxima década.

Saul Perez Leon

Apasionado columnista, critico analyst social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *