El Irving esperó paciente un año para vengar la muerte de su padre
Angelópolis

El Irving esperó paciente un año para vengar la muerte de su padre


El Irving esperó paciente un año para vengar la muerte de su padre

La ejecución de Jesús Martín Mirón López ‘El Kalimba’, fue una venganza de su primo Irving Coeto alias ‘El Irving’ o ‘El Conejo’, planeada desde hace más de un año tras el asesinato de su padre, Agustín Domingo Mirón quien trabajó con el líder huachicolero y después quiso formar su propia banda, por lo que fue asesinado.

La muerte de Jesús Martín Mirón López alias ‘El Kalimba’  fue una venganza de su primo Irving Coeto alías ‘El Irving’ o ‘El Conejo’, por el asesinato de su padre Agustín Domingo Mirón. Dicha revancha cobró la vida de otras 19 personas en los municipios de Puebla, Amozoc, Tlaltenango, Natívitas Tlaxcala, Palmar de Bravo y Tecamachalco.

De acuerdo con fuentes consultadas por CAMBIO Regionales, Agustín Domingo, tío de ‘El Kalimba’, trabajó con él un tiempo y después quiso formar su propia célula delictiva. Incluso comenzó a hacer negocios con el hidrocarburo ‘ordeñado’ a los ductos de Pemex, a espaldas del capo huachicolero.

Al enterarse de la traición de su propio tío, ‘El Kalimba’ mandó a levantarlo junto con tres de sus colaboradores. Luego ordenó a ‘El Irving’ o ‘El Conejo’ que ejecutaran a los cuatro hombres sin mencionarles que uno de ellos era su propio padre.

Cuando se enteró de que a uno de los sujetos a los que les dio muerte era su padre prometió vengar su muerte. 

Fue hasta el pasado 30 de octubre que Irving Coeto cumplió su amenaza de acabar con el asesino de su progenitor, quien fue localizado en agosto del 2016 en un hoyo del paraje denominado ‘La Posta’ propiedad de la Universidad de Medicina Veterinaria y Zootecnia,  ubicada en la localidad  El Salado en  Tecamachalco.

 

El Irving, brazo derecho de El Kalimba

Como parte de su venganza,  Irving Coeto consiguió ganarse la confianza de ‘El Kalimba’ hasta convertirse en su brazo derecho, para después traicionarlo.

 

El Irving, el primo incómodo, pretendía quedarse con el control de la célula delictiva que comandaba su patrón

El pasado lunes 30 de octubre mandó a ejecutar a ‘El Kalimba’, quien se encontraba en la clínica Epmac en la capital del estado, realizándose una cirugía para cambiar de rostro y borrar sus huellas dactilares.

 

El padre de ‘El Irving’

Agustín Domingo Mirón era el padre legítimo de ‘El Irving’ o ‘El Conejo’, producto de una relación sentimental que sostuvo con Patricia Rocío Mirón Armas, de quien se separó.

 

Este hombre estuvo los últimos ocho años en la Unión Americana como indocumentado, pero a finales del 2015 regresó a Palmar de Bravo y quedó desempleado. A principios de febrero del 2016 ‘El Irving’ lo invitó a formar parte de la banda de ‘El Kalimba’ y él aceptó.

 

La historia

 Tras ocho meses de pertenecer a la banda de ‘El Kalimba’, Agustín se dio cuenta que el negocio del robo de combustible dejaba jugosas ganancias. Empezó a hacer transacciones a espaldas del líder huachicolero, junto con los hermanos José Efrén y David Carrera Barrera de 23 y 31 años de edad, respectivamente,  en su natal San José Bellavista Palmar de Bravo. 

La traición

La tarde-noche del martes 23 de agosto del 2016,  Agustín Domingo, padre de Irving y los hermanos José Efrén y David Carrera se reunieron en San José Bellavista,  planeaban cómo decirle a ‘El Kalimba’ que se separaba. Pero en ese momento se acercó a saludarlos un joven de nombre Jesús Hernández Carrera, de 21 años de edad éste último no era delincuente.

Agustín Domingo aprovechó su visita y le pidió al joven acompañarlos a la población de Palmarito Tochapan y aceptó, según fueron a cobrar una suma importante de dinero producto de sus primeras ventas del combustible robado a espaldas de ‘El Kalimba’.

Se sabe que después de una acalorada discusión con el deudor del combustible de Palmarito,  el padre de ‘El Irving’ y sus acompañantes se fueron y en el transcurso de regreso a Palmar de Bravo fueron interceptados por varios sujetos armados quienes les dieron un ‘levantón’.

 

La ejecución del padre de El Irving

Se dio a conocer que una vez que tenían a las cuatro personas cerca de un profundo hoyo (basurero) de la Posta de la Universidad de Medicina Veterinaria y Zootecnia en Tecamachalco en medio de la oscuridad. Llegaron ‘El Kalimba’ y ‘El Irving’.

Pero ‘El Kalimba’ ordenó a ‘El Irving’ ejecutar a los cuatro, como una forma de demostrar su lealtad.  Y éste sin saber que entre los cuatro hombres estaba su padre, los ejecutó con varios disparos y el tiro de gracia, después ‘El Kalimba’ y ‘El Irving’ huyeron del lugar,  mientras sus cómplices  arrojaron al hoyo el automóvil y dos  cadáveres de los hermanos Carrera Barrera y les prendieron fuego, los cuerpos del padre de ‘El Irving’ y el joven visitante  sólo fueron ejecutados y quedaron esparcidos.

Los habitantes dicen que el día del sepelio, ‘El Irving’ se despidió de su padre prometiendo vengar su muerte.

 



Fuente

Saul Perez Leon

Apasionado columnista, critico analyst social media.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *